FRANCIA

Por el trayecto a le Cannet des Maures, Francia.

Por el trayecto a le Cannet des Maures, Francia.

https://maps.google.it/maps?saddr=La+Jonquera,+Spain&daddr=Perpignan,+France+to:Narbonne,+France+to:Montpellier,+France+to:Arles,+France+to:Aix-en-Provence,+France+to:Le+Cannet-des-Maures,+France+to:Antibes,+France+to:San+Remo,+Imperia,+Italia&geocode=&sll=41.277806,12.700195&sspn=20.543158,45&dirflg=w&hl=en&gl=it

La ruta francesa

Por la costa azul francesa hacia Antibes.

Por la costa azul francesa hacia Antibes.

“Llegarás a una montaña con frutas que saciarán tu hambre. Un sitio de nuevos paisajes donde encontrarás con quienes compartir el placer de ser la mejor versión de tu propio yo”. (Adriana Grimaldo en su libro “Valles y Alturas”)
Dejando La Jaquera, y con mucha comida, me propuse a sentarme y hacerme un honorífico baguette, tenia a unos cuantos kilómetros Francia, no me lo podía creer, pensé en todo lo que había pasado para llegar hasta ahí, también pensé en todo lo que  la gente me advertía sobre el sur de Francia, más cosas negativas que positivas, entre las cuales, lo excesivos precios, la gente que no te regala ni una sonrisa, me concentré en lo contrario, tome la bicicleta y me hecho andar, subiendo los Pirineos, veo el letrero de Francia, y lo que me esperaba encontrar estaba a 100 metros, el check point, border control de Francia, totalmente abandonado, así que pase sin ningún problema, me esperaba una gran colina, donde pasaba un pueblo lleno de comercios chinos, de todo, al final con esfuerzo logre pasar la colina y el suspiro de una aventurada bajada con pronunciadas curvas, el escenario es esplendoroso, la sierra es muy imponente, con ganas de grabar el recorrido, justo acabando se empieza ver la Francia, en sus casas con fachadas antiguas, tomando carretera para Perpignan, se puede visualizar los grandiosos Pirineos, todo un espectáculo con la vista al caer el sol, extraordinario, a toda velocidad me dirigía a Perpignan, acercándose a la ciudad la carretera se vuelve más angosta, los carros aún mantiene esa tolerancia por el ciclista, llegando ya de noche a Perpignan en busca de wifi gratuito, en un restaurant de comida rápida y mi primer experiencia fue;”aquí tienes que consumir para conectarte”, y “just speak French don’t speak Spanish” .
No siempre me sentiré bienvenida , a las 5am yo ya estaba en la calle, esperando a esos restaurantes-cafés que abren como alas 6am., estaba muy cansada, decidí caminar un poco por el centro de la ciudad, termine en otro restaurante donde me permitieron meter la bicicleta y pude estar ahí, fue lo más barato que encontré 3.80 euros; café, jugo de naranja, y baguette con chocolate, en ese restaurante adorne mi bicicleta y ya tenía una gran audiencia de gente  preguntándome , esa gente que desde muy temprano acaparan los restaurantes, en busca del periódico, me sorprendí que en automático ya les llevaban lo que querían, como si fueran clientes de muchos año.
Deje Perpignan, eran  las 12am y me dirigía a Narbonne, siempre al salir de las ciudades o pueblos la confusión del camino llega, y después de dar varias vueltas en busca de la carretera nacional, no tuve otra opción de tomar la autopista, claro que te ponen miles de carteles, no bicicleta, pero antes de incorporarme, un chico me habla preguntándome por una dirección, pare  y regrese un par de metros, sólo con verle la cara y la ropa que traía le dije; “¿hablas español verdad?, el chico era de Colombia, y viajaba a pié, así que le dije: “cómprate una bicicleta en las tiendas de segunda mano”  así avanzaras más rápido! Más bien, le aconsejé que pidiera AutoStop, le di un sin fin de posibilidades, me agradeció el consejo y le dije la única forma de llegar a Narbonne es tomar la autovia, te dejo amigo, ya se me hace de noche y tengo que hacer 80km, lo dejé, y en el camino me topo a otros como yo pero en sentido contrario, suspirando y con mucha alegría les gritaba ánimo amigos¡ después me entraba el suspiro de poder encontrarme en el camino a gente que me acompañara.
seguí  y pasando por un hermoso lago me enfrentaba con unas inclinaciones no muy  pronunciadas, pero de repente escucho…  por supuesto siento el click de mi rodilla derecha, Ups!, Pare y me puse la rodillera con la esperanza que pasaría el dolor, pero no fue así siguió y cada vez más fuerte,  y faltando 35km para llegar a Narbonne, en un viñedo, paro, para hacer pipí, en eso, enfrente de mi pasa un chico equipado en bicicleta, jajaja! Reí y rápido tome mi bicicleta y con ganas de alcanzarlo, pero era una bala, así que con el dolor que traía, sabría que no lo alcanzaría, a veces con el simple hecho de preguntarle de donde eres, hasta donde vas, comunes preguntas  a la hora de ver a un ciclista viajero, te completan el día, con mucha motivación, y para mi sorpresa, al subir una colina, lo veo observando un barranco, el voltea y me sonríe, el chico traía un espejo y ya me había visto que venía atrás, así que al acercarme más, nos reímos, los dos, por que nos preguntábamos lo mismo al mismo tiempo, jajaja! súper gracioso, y sin pararnos, pedaleando muy despacio, las llantas giraban y perdíamos el equilibrio con risas, hasta que nos orillamos, y paramos, le extendí mi mano y me presente, así vez, el con mucho entusiasmo, wooaa!  La primera persona que me encuentro en el camino, es un placer mi nombre es Román, al principio me costo aprenderme su nombre completo (Roman Mikhalyov), claramente desde el acento inglés se puede distinguir el origen, Ruso, Román viajaba desde Barcelona hasta Croacia, realizando un test de lugar, donde seria su futura casa, es impresionante como desde la primera vista tengo la intuición del tipo de persona que es, y así fue, gracias, a Román, pude llegar caminando a Narbonne, ya que mi dolor de rodilla era insoportable, me auxilio con paracetamol, me invito a cenar, no me dejo ni un momento sola.
esa noche descanse y mi rodilla aparentaba desinflamarse, al día siguiente, yo quería aparentar que era fuerte y que podía seguir, y tratando de hacer un esfuerzo, pero no podía disimular el dolor, hasta que justo a la salida de Narbonne, pare y le dije Román, te deseo el mejor de los caminos amigos, nos tomamos fotos, y nos despedimos con un fuerte abrazó, yo decidí, recuperarme en Narbonne, con mi couch, Alex, en busca de su domicilio, me tope con la gente de gran barrera, el idioma, tenia que decirlo en francés como podía, unos me llevaban a un lugar y otra gente a otro, así que en mi desesperación, en una esquina tope con una chica, y sin pensar le pregunte por la calle, me sorprendió el buen inglés que tenía, muy amable me dijo no lo se, pero le llamo a mi  esposo, desde una pregunta, empezó todo, me invito a comer a su casa, me contacto con mi couch, me presento a sus pequeños y hermosos hijos, y por supuesto ella era americana, diciéndome hermosa; “si fuera yo francesa no haría lo que hice”, me despedí de ellos, con fuerte abrazó, me fui de su casa con una bolsa de ajos, ya que algo que aprendí de España fue a comer mucho de esos, que si antes los vomitaba ahora me los como a mordidas, me encantan!,
 Lo mejor de viajar es que necesitas ir con tu mente abierta y dispuesta aprender lo mejor y lo bueno ¡  ,
 Alex, el chico  francés que me hospedaría, fue muy amable, estuve  por dos días en su casa recuperándome, me enseño el cetro historico de Narbonne,un pueblito distinguible por sus museos, y su centro histórico y su romántico canal, después, de esos par de días, tome camino para Montpellier, en el trayecto, sentía aún la molestia, pero realizo respiraciones de fuego, y apretones fuertes al manublio de la bicicleta, apalancando me, sobré protegiendo la rodilla, la pulsación viene y va, uff!  Hasta qué la fricción se calienta con la cadencia , hasta que pare en un huerto, y como flash, pasaba el chico que le daría la vuelta al mundo, Woauu!. En una ciclocross negra, con un carrito atrás, tome de nuevo la bicicleta y va de nuevo, el chico traía, fuego, en las llantas, así que de nuevo pensé, en algún punto se parará y si es mi destino lo veré, y así fue, yo iba a mi aire, haciendo parada en Beziers, un hermoso pueblito, característico  por su castillo, y luego proseguí; ” Toutes directions” Jaja! así se distinguen aquí los letreros, para resumir, todas las salidas.
Y justo en la rotonda del en ruedo, estaba él, con una composición estructural, parecido ala de un fuerte árbol, de esos frondosos que sobresalen la raíz rompiendo cualquier pavimento que se les ponga encima,  de esos árboles que aunque son jóvenes ya tienen una apariencia fuerte y generosa, así se llama Raimon, como rambo, jaja! , un chico muy valiente, con todo un mundo por delante, buen camino, charlamos y nos acompañamos casi todo el camino desde Berzie  hasta unos kilómetros a Montpellier, después  le perdí, Llegue a Montpellier de noche a un pueblito que se llamaba Clapiers, a 10km de Montpellier, a esa hora, las carreteras nacionales solo tienen la luz de la luna.
“Cosecha sólo aquello con lo que te identificas plenamente. Por último, no todos los frutos tienen sabores agradables y eso no los hace poco nutritivos. Hasta aquellas frutillas amargas que te desagradan te alimentaron durante estos años, no te prives de ellas, tráelas.”( Adriana Grimaldo en su libro “Valles y Alturas”)
Al final llegue, pero sin mucho éxito de encontrar la casa, hasta que de derrepente pasan unos policías, los pare y muy amables me ayudaron a localizar al contacto.
Al siguiente día ya estaba en camino al hospital mi rodilla ya no podía más, en el hospital fueron muy amables, lo primero que me hicieron fue una radiografía del pecho? What?, se habían confundido de paciente, cuando pregunte why? Tuvo qué venir otro doctor, el traductor, y al final me sacaron la radiografía de la rodilla, jaja después de pasar todo el día, en el hospital el diagnóstico fue; (le diagnostic établi dans le cadre de l’urgence peut évoluer secondairement. Devant la persistance ou l’aggravation des symptômes, n hésitez pas à recontacter) inflamación por exceso de fricción, tratamiento, reposo y   Parasetamol.  Los quería matar! Bueno, que podría hacer, salí de noche del hospital y no tenía a donde ir, desde antes, había pensado en la posibilidad de estar en una granja, como para experimentar, así que chateando con Raimon, me recomendó una cerca de Montpellier, en Poussan,  así que mande solicitud, pero esa noche tenía que pasarla en la ciudad de Montpellier, mi rodilla ya no daba para más, así que fui a  266 rue Buffon, Montpellier ahí me recibió el lado amargo de la Francia, pidiéndome mi pasaporte y como un cumplido para mi fue; ” hueles a humanidad”,”cual es tu dirección actual”,”tu no llegarás ni a la salida de Montpellier” desde el primer contacto supe, que esa persona estaba loca, el tipo viva con 20 candados en puerta, a las 2 am yo con un miedo, y mi amigo Nacho por internet, tu abres la  ventana y gritas fuego! Fuego! Jaja a las 3am ya esta fuera de esa atmósfera, para mi suerte esa maldad, habitaba en un tercer piso, me escondí en el primer piso, debajo de unas escaleras, ellas fueron mi escondite, recordé cuando lo hacia  en casa, ocultando me de mis hermanos, y se hicieron las 6am ya estaba esperando afuera de una panadería, ahí me relaje con un café, después una chica se sentó a un lado mío, platicamos de la travesía, fue ahora el contraste de lo que había vivido esa noche, solo con eso basto para animarme, ya que mi rodilla no me dejaba en paz, me fui con Camille, una chica que me ayudo, ese día.
Despues me encamine a la granja en Poussan, Francia, a 20km de Montpellier, con dirección a Narbonne, regresar esa distancia fue como un punto menos a mi favor, y por el camino pensaba muchas cosas entre ellas, que hacían desanimarme a proseguir el camino en bicicleta, cuando llegue al pueblo, como en  todo los pueblos la gente es más noble y entre la gente me ayudaron a encontrar la granja, cuando salude a la persona encargada, desde ahí me hablaba  el presentimiento de mal, en realidad no era una granja, era un tipo de construcción,  este tipo de soluciones actualmente se encuentra en páginas como www.woof.com or  Helpx, ” trabajar por comida y dormir”,  en estas páginas te hacen que pages por estar en una de estas granjas aproximadamente 20 euros por país y por un año, lo que en mi opinión se me hace una locura pagar por trabajar, obvio yo no pague. En realidad, el fin de estas soluciones es quitarse del sueldo de un trabajador y contratar a gente joven, al principio te dice 5 horas, pero en realidad son más.
Por un lado quería vivir la experiencia y por otro recuperarme de mi lesión para poder continuar el trayecto, mi experiencia, no fue nada buena, y nada recomendable en esta  granja en especial, ya que te hacia trabajar bajo presión, al final yo tuve que comprar mi comida, ya que ellos solo te daban una comida,  y si quebrabas algo por accidente tenías que pagarlo, me toco estar con chicos de 20 y 23 años,  entre ellos un español que por accidente quebró un vidrio y el encargado, le dijo que tenía que pagarle 50 euros. Es gente que no es profesional en eso, y es responsabilidad de los dueños en caso de cualquier accidente. En fin, solo me bastaron 3 días, para irme de ahí, al finalizar mi jornada de trabajo con una tarde lluviosa, llegué a Montpellier.
La gran humanidad de Francia, me empezaba abrazar.
 Un par de días antes, durante mi estancia en la granja, me había contactado con un noble caballero, cuando llegue a Montpellier y  encontrarme con él , “Mehdi”; el príncipe de Montpellier, no lo podía creer, mi voz se me quebrara y mi bicicleta perdía equilibrio, jaja! Me saludo con tal gentileza, que todo lo malo que había pasado en Francia,  desapareció por completo, la sonrisa en mi boca se hizo fósil, fueron pocas horas 3 o 4, pero bastaron para compartir, historias, risas, baile y una cena con muchos carbohidratos, para el día siguiente, a muy temprana hora con todos los sentidos, emprender mi vuelo.
 Ya estando en camino hacia Arles, pasando entre pueblos que me daban la bienvenida con esa corona de gigantes árboles y así mismo ellos me despedían, uno tras otro, me faltaban los últimos 25km para Arles, un lugar que me había sugerido visitar, ya agotada decidí motivarme  y adentrarme por la autovia, así fue como llegue en menos de una hora y a toda velocidad a Arles, Uff! por suerte no me paró la policía.
Llegando a esta ciudad en verdad que me sorprendió, espere unas horas afuera de un museo, y ya tenía alrededor mío a gente preguntándome por el trayecto. Fue muy enriquecedor para mi esos momentos, al final llego mi warmshower caí rendida, Arles. Es una ciudad muy particular de Francia, por mi opinión la de mejor encanto, con su gran legado de los romanos, con su grande coliseo y ruinas romanas, actualmente un barco romano,  que se econtraba en el rio de la ciudad, el arte de Vicente Van Gogh ya que vivió tres años en ese lugar y fue ahí donde realizó varios de sus más representativas obras de arte, por otra parte puedes disfrutar de la mejor comida tradicional en el mercado, que se pone los sábados, y es uno de los mercados, más grandes de la región, desde artesanías, antigüedades, comidas, frutas, quesos, vinos, ropa etc, todo lo que quieras lo encuentras. Después de darle una vuelta a la ciudad, deje Arles, ya casi a las 2pm dirigiéndome a Aix Providence. Con excelentes paisajes, a 15 km para llegar a Aix, la noche me alcanzó, la carretera se ponía más angosta, desde que se ponía el sol, empece a soñar en encontrar a un granjero, y pedirle permiso para acampar, jaja!  y así fue, vi a un señor entrar a su grande casa con su grande campo, y como pude le pedí permiso, el señor no hablaba nada inglés, pero con señas me dijo wi wi, así que rápido me incorpore adentro del campo, buscando un espacio de tierra firme, el señor no tan sólo me ofreció su espacio de tierra si no que me invito a cenar a su gran casa con su familia y me ofreció una ducha. Sin mandar ningún request,  sentí la gentileza y la nobleza de la Francia, esa noche dormí como un tronco más de ese gran campo. Al día siguiente, ya alistando mi camping el señor me ofreció llevarme hasta Aix, así que dije, por que no , jaja fue excelente empujón.
En Aix. Ya tenía a Samuel mi warmshower; una red con más gente en común, viajeros en bicicleta, Samuel me ofreció su casa y me compartió su experiencia de viaje; “Cuando decidí empezar desde cero, fue con mi primer viaje en la bicicleta”, me identifique tanto con sus palabras.
sat nam y viajar en bicicleta, es un purificador mental, es cloro para tu mente.
Aix, es una ciudad muy particular, con grandes museos, y excelente arquitectura en sus edificios, como todo el sur de Francia, respetando sus antiguas fachadas.
Y con la frase de Samuel, Empece de cero al  introducirme  por una grande montaña que hizo mi recorrido un poco cansado pero valió la pena, pude ver el proceso del vino, en una fábrica donde tome video. Y la montaña me ofreció vistas increíbles, después de rodear llegue a mi siguiente parada en Le Cannet des Maures, donde me acogería Mireille me adentre a su dirección con la inseguridad si estaba en el camino correcto ya que era entre grandes viñedos, pero si estaba en el camino correcto, sobre el mismo camino contrario apareció ella, en su coche saludando me y diciéndome “Silvia sígueme”, ella vivía cerca de unas caballerizas, pues trabajaba en uno de esos campos grandes donde corren y entrenan a los caballos,  Mireille de origen holandés, se dedicaba a eso, Wooaa! Yo se que algún día regresare a tomar un curso, con uno de esos caballos grandes a que les tengo mucho respeto, después de estar en su pacífico lugar, me invito a conocer a sus vecinos, los cuales me regalaron un gorro para el frío, el chico me dijo toma llévatelo lo vas a necesitar y así fue al día siguiente  con una mañana de viento frío me despedí de Mireille con grande abrazó, y sus palabras fueron; “vas a pasar por esos lugares donde la gente se baña con champain”.
Dirigiéndome ha mi próximo destino Antibes, pasando por esplendorosos paisajes, montañas rojas y el trasparente azul del mar rocoso, Wooaa! donde los sentidos se expanden en todas las direcciones, son esos tipos de paisajes que te limpian la mente, renuevas el oxígeno, y tu sistema sanguíneo fluye como corriente marina por tus venas, haciendo suspiros en cada curva de montaña que daba, deseando compartir esos hermosos paisajes, y así fue, otro ciclista viajero estaba justo atrás de mí, era italiano, me acompaño unos pocos kilómetros, luego me despedí,  con un ciaooooo  ragazzo!.
Llegue Antibes, Francia, con un gran paisano, Óscar. Mexicano y con Carolina, los dos me brindaron su gran hospitalidad, me sentí por unos momentos, estar en mi México, Óscar me compartió de su salsa.
 Óscar me presentaba eso que yo había olvidado por completo y que ni por mi mente pasó cuando inicie el trayecto;  los accidentes que han ocurrido, en eso, me paro todos mis sentidos, cuando me comentó lo que había ocurrido en México a un italiano ciclista que había realizado toda América del Sur, y que justo en Sonora, un trailer le había quitado la vida, me negaba a creerle, pensando que tal vez era una confusión, así que en ese mismo momento lo investigue en internet, el viajaba en contra de la diabetes,me entro un gran coraje de como pudo ser,no lo podía creer, y bastaron unos segundos cuando Loreta handerson. Había anunciado que había tenido un accidente, esto ya era más que señales, así que para tratar de no pensar en eso, intente de buscar un video a Óscar para mostrarle la otra cara de esto, cuando de repente el Google me trajo una noticia de una pareja de ingleses, habían perdido la vida en Tailandia, mi corazón se estremeció, no lo podía creer, no es posible. Después de estos cinco minutos,  me sentí llena de miedos, de porqués, y pensar en todo lo que yo hacia, así que lo tome como una gran advertencia, como me decía papa a la defensiva. Ahora, tomo más precauciones en la carretera.
Después de descansar en Antibes, mi próxima meta era estar en Italia, y cuando entre a Nice, me paso un gran llamado, vi el mar tan esplendoroso  que me adentre a tomarme un baño salado mañanero, cuando estaba lista para entrar al mar,  pasa enfrente de mi un tibetano, sin el verme, me quede petrificada, sin más ni menos, congelada, un tibetano enfrente de mi, el mirando al mar, y yo mirándolo, tan concentrada en su vestimenta, su serenidad, estaba tan hipnotizada  que no pensé en nada, ni en tomar foto, fueron unos minutos y después se va, ¿fue una señal?,reflexione, cada vez más me llama la Asia.
Después de disfrutar el rico mar de nice, con todos mis sentidos frescos, me dispuse a tomar ese camino de oro que tanto me habían hablado, donde la gente se baña en champain ,  Mónaco, y todo ese trayecto,  pues si estaba exageradamente caro, un tomate costaba 1 euro, así que ya quería ver Italia. Y así fue entrando a el última ciudad de la costa francesa ya me topaba con esos chicos con su corte  italiano típico, ya podía escuchar Ciaaooo!!! Benvenuta a la Italia!, A mi Italia a  mi segunda casa!

=it”);

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s